Las Asics Gel DS Trainer 21 son unas de las zapatillas franquicia de Asics y unas de las clásicas en el mundillo del running, prácticamente fijas en los podios deMejor Mixta Pronadora en los galardones a las ‘Mejores Zapatillas de Running del Año’.

En los cinco últimos años han sido las ganadoras en 2013, las aspirantes en 2012, 2015 y 2016 y, en 2014, no ganaron porque el puesto lo ocuparon sus hermanas las Noosa Tri 9 familia con la que comparten muchas cosas en común, sobre todo en los últimos años.

Es un currículum impresionante pero sólo un extracto de lo que llevan cultivando en sus más de veinte años de vida, en los que han ido acumulando infinidad de seguidores y fans acérrimos.

Encarnan a la perfección el concepto de zapatillas mixtas y podrían utilizarse como ejemplo de cómo debe ser una zapatilla de este segmento.

Están a mitad de camino entre unas zapatillas de entrenamiento y unas de competición, su versatilidad es tremenda y tan bien van a ritmos rápidos como válidas son para rodajes a ritmitos medios o, si quien las calza tiene una técnica decentilla, casi podrían utilizarse como zapatillas de entrenamiento.

La mediasuela es de Solyte, compuesto que, como seguramente sabéis, ofrece un equilibrio muy bueno entre amortiguación y respuesta, además de ser bastante ligero y aguantar bastante bien la fatiga (por algo lo lleva usando Asics durante tanto tiempo en sus zapatillas de más alta gama).

Tienen unas alturas de 26 y 16 milímetros en talón y antepié respectivamente, pero que no os engañen esos 10 milímetros de drop porque se corre genial con ellas de mediopié, con la ventaja de que no penalizan a quien talonea.

De hecho, el apoyo del talón es bastante limpio porque lo han redondeado y han conseguido que no se entrometa sin tener que estrecharlo más de la cuenta. Creo que fue un buen cambio en las DS Trainer y Noosa Tri, que antes tenían unos talones muy anchotes, más cercanos a las zapatillas de entrenamiento, sobre todo, las Noosa Tri, algo que critiqué mucho en las Asics Gel Noosa Tri 7.

Para dulcificar un poco el apoyo de las Asics Gel DS Trainer 21 hay cápsulas de Gel en talón y antepié y, para aportar el soporte, en la cara interna encontramos el Dynamic DuoMax que empieza de manera muy progresiva y, aunque se extiende por todo el arco, como no llega a contactar con el pie sino que deja una capa de Solyte por encima de él, no es nada intrusivo.

De hecho, las considero perfectamente utilizables por corredores neutros y, es más, para los que puedan necesitar un pelín de soporte tras unos cuantos kilómetros, pueden venirle genial (¿alguien está pensando en una media maratón o maratón al leer esto?).

De todas formas, si sois reacios a creeros esto y preferís unas zapatillas puramente neutras, no pasa nada porque están las Asics Gel DS Trainer 21 NC (Neutral Concept) que eliminan esa doble densidad y, gracias al buen trabajo del Propulsion Trusstic, ambas las vais a encontrar suficientemente estables y resistentes, tanto a la flexión como a la torsión.

Esa pieza del mediopié también se encarga de darle ese efecto catapulta que tantos buscamos en las zapatillas rapidillas y que, en las Asics Gel DS Trainer 21, quizá es un pelín exigente para quien está pensando en utilizarlas en tiradas largas entrenando.

Por eso no suelo recomendarlas como zapatillas para todo a pesar de que algunos se empeñan en que “como peso poco y ruedo rapidillo, pienso en las DS Trainer como alternativa”. Lo siento, yo no las usaría con ese objetivo, básicamente, por esa exigencia de la placa del mediopié, pero no es más que mi opinión, nada más.

La suela funciona genial en asfalto y, gracias al taqueado que tiene en la zona central delantera, tampoco desentona si las sacamos a tierra compacta, terreno donde muchos hacen sus entrenamientos de calidad. Dura bastante y, aunque veáis que se lima un poco, seguid dándole cera porque seguro que le sacáis muchos y buenos kilómetros.

Asics Gel DS Trainer 21

En el upper, mi zona favorita es el talón, con un contrafuerte y collar que abrazan a la perfección, a la vieja usanza, algo que agradeces cuando vas a ritmos ligerillos o te pones a hacer giros bruscos (o cuando sales fuera del asfalto). El contrafuerte es externo y chapeau por Asics porque ha evolucionado mucho esa pieza en los últimos años, en todos sus modelos.

Las Asics Gel DS Trainer 21 se han olvidado de los refuerzos cosidos en el upper, va todo termopegado y, aunque os pueda parecer que tienen mucho “plástico”, calzadlas y veréis cómo se ajustan a vuestro pie.

De hecho, a lo mejor tenéis que ir a por media talla USA más de la habitual en vuestras zapatillas de entrenamiento porque la horma es bastante ajustadilla y afilada en la puntera así que, si queréis utilizarlas en tiradas largas, ese medio número más probablemente os dé la vida.

Asics Gel DS Trainer 21

Son ideales para entrenamientos cañeros o competiciones de media distancia y unas de las zapatillas mixtas que mejor funcionan para los pronadores por la contundencia de su chasis y la buena sujeción del upper.

No le hagáis mucho caso a su peso (por encima de los 250 gramos) porque, aunque no sean de las más ligeras dentro del segmento de las mixtas, no las vais a notar pesadas ni faltas de respuesta.

Asics Gel DS Trainer 21

(Primeras impresiones)
Asics Gel DS Trainer 21
8.7

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Durabilidad

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Rango de ritmos muy amplio.
            • Apta para neutros y para pronadores.
            • Ajuste férreo y contundente.
            • Muy transpirables.

            A mejorar

            • Algo rígidas en mediopié.
            • Horma algo ajustada de más.
            • Quizá podrían aligerarse un poco.

            4 Comentarios

            1. Tengo hace año y pico las DS Trainer 21 NC y sinceramente no le he acabado de pillar el puntillo a esta zapatilla. Al estar en el punto medio de todo en mi caso ni me convencen como mixtas ni como zapas de entrenamiento. Ni son excesivamente rápidas, ni amortiguan demasiado. Hacen ruido al golpear el asfalto, no transpiran demasiado bien, angostas al meter el pie pero sin embargo para mi gusto no ajustan en el mediopie … no trasmiten ningún feeling y encima la última vez que las usé me hicieron una gran ampolla en la planta del pie. Las uso por gastarlas y no tener mala conciencia con el dinero invertido pero encima resulta que la única virtud que tienen es la durabilidad de la suelo ( con más de 300 km están casi nuevas … ).
              Quizás las pondría como la peor zapa que he tenido ( y he tenido bastantes … ). En fin, tan sólo describo mi impresión subjetiva que desde luego no tiene porqué resultar igual para otros.

              • Centella, gracias por el feedback y, por lo que comentas, tu caso serviría como ejemplo de lo que tantas veces comentamos del “Triángulo UZU” y de que una zapatilla ni es buena ni mala en sí misma sino que depende de la zapatilla, de quién la usa y de cómo la usa.
                A mí me parecen lo contrario, una navaja suiza tremenda y me gustan mucho porque las puedo usar como zapatillas (casi) para todo.
                Ná, déjalas para andar, que son bien chulas ;-D

            2. Olá de Portugal.
              Confirmo que, no meu caso, hacen ruido al golpear el asfalto y no transpiran demasiado bien, incluso in Inverno son calientes (las Boston 5 que tengo son mejores nestes aspectos). Pero son óptimas para medio maraton ou entrenos rápidos a 4.05m/km.

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.