Nos ha sorprendido un poco que Merrell lanzase un modelo All Terrain o ATR tan rápidamente, pero tiene todo el sentido del mundo y, además, creo que ha logrado hacerlo manteniendo el nivelazo que la marca americana ha tenido los últimos dos años en trail.

La Merrell Morphlite adquiere su nombre de la conjunción de Morph y Lite que vienen a significar transformación y ligereza, en el sentido de que la zapatilla puede pasar por diferentes terrenos y rendir sin problemas en cada uno de ellos y, además, hacerlo sin ser un modelo con un peso excesivo: de hecho, para su volumen es una zapatilla bastante ligera.

El segmento de las zapatillas All Terrain siempre ha estado un poco en la sombra o escondido dentro de las colecciones de las marcas, pero es un segmento activo desde los años 80, cuando adidas y Nike hicieron sus pinitos con diferentes modelos, algunos clásicos como las Pegasus ACG entre otras pero, como digo, nunca se les había dado la importancia que deberían tener hasta estos últimos años, donde han surgido modelos muy interesantes o versiones adaptadas como Mizuno Wave Rider TT, Saucony Ride TR, ASICS Novablast TR u otros modelos especialmente diseñados para ser una ATR como HOKA Challenger 7 que es, quizá, la rival más directa de esta Merrell Morphlite no solo por ser estar ambas específicamente diseñadas como ATR sino también por otras características que luego citaremos.

Vamos a desgranar la Morphlite parte por parte pero, como principal argumento de este modelo, hay que resaltar que su precio es increíblemente competitivo ya que se sitúa en 110€ de precio para un modelo de bastante calidad y que tiene un PVP de, al menos, 40€ por debajo de sus rivales, así que chapeau para Merrell en este sentido.

Chasis y mediasuela

Cuando tratas de hacer una buena zapatilla pero con un precio de venta al público que pretende ser económico o muy competitivo, como es el caso de la Morphlite, tienes una misión por delante muchas veces más compleja que diseñar un zapatillón con todas las tecnologías top disponibles, como podría ser la Merrell Agility Peak 5, por ejemplo. Así que la Morphlite ha tenido que recurrir a un sentido muy desarrollado del saber hacer las cosas para lograr crear una zapatilla económica de rendimiento alto.

Merrell Morphlite

Muchas veces, el punto clave para lograr ese ahorro sin perjudicar en gran medida al rendimiento es la mediasuela, y Merrell ha optado por utilizar grandes perfiles y un toque de geometría que ayuda a mejorar la dinámica y las sensaciones de la espuma pero sin tener que tirar de recursos más caros o elementos como placas, piezas de estabilidad, mezclas de espuma que requieran varios moldes, etc.

Merrell ha optado por usar una espuma conocida y querida por los usuarios de la casa, el FloatPro, una EVA mezclada con TPU para tener durabilidad, cohesión y resiliencia que se ha adaptado muy bien a los trails en modelos de la casa como la Merrell Agility Pro 5 o la Merrell Skyfire 2, zapatillas de precios mucho más elevados.

Este FloatPro tiene 48º(+-2º), que es exactamente lo que hemos medido, 50ºHc de dureza, por lo tanto está ahí en una zona intermedia que se va a adaptar muy bien a la polivalencia y necesidades de una zapatilla de Road to Trail, como lo llama ahora Merrell.

Merrell Morphlite

Donde sí recibimos cierta información viciada por parte de la marca es en los perfiles ya que los 26.5 mm – 20 mm que ofrece Merrell oficialmente están muy lejos de la realidad, solo hay que echarle un vistazo a la zapatilla.

Lo cierto es que, en talla 10 US, la Merrell Morphlite se va a los 36.5 mm en talón y 28.5 mm en antepié con un drop de 8 mm que se diferencia un poco de los 6.5 mm de drop oficiales pero, como luego veremos, la personalidad de mediopié que tiene la Morphlite va a hacer poco importante ese cambio de drop (sin duda en mediciones y sensaciones parece más 8 mm que 6.5 mm).

La base de la zapatilla es una de las grandes características a tener en cuenta porque es responsable de muchas de las sensaciones que va a transmitir la Morphlite al corredor: tenemos 121 mm en antepié y 100 mm en talón y, además, todo esto se percibe no solo en las sensaciones voluminosas y estables de una base ancha, sino que la horma también sigue esa misma pauta, aun teniendo un flare bastante pronunciado.

Uno de los grandes argumentos de la Morphlite es su peso, son 240 gramos en talla 9US y 252 gramos en la 10US, lo que la coloca en un lugar privilegiado dentro de su segmento (210 gramos en mujer).

Suela

Teniendo en cuenta que Merrell quería hacer un modelo económico que sirviese de entrada a su línea de trail pero sin restar mucha calidad, uno de los puntos donde Merrell claramente ha optado por no encarecer el producto es la suela. Al revés que en sus modelos de trail con suelas espectaculares con caucho Vibram, la Merrell Morphlite opta por una suela in house, es decir, hecha y diseñada por la propia marca.

El resultado es aceptable a nivel general pero, si tienes en cuenta el precio, es una buena suela a nivel de rendimiento y durabilidad.

Esta suela se puede dividir en tres grandes bloques: banda de rodadura, tacos de estabilidad y dos zonas especiales.

Toda la zona central de talón y antepié se rellena de pequeños tacos de 2 mm bastante separados pero muy homogéneos en formas y que completan lo que denominamos la banda de rodadura, Merrell los denomina tacos multisuperficie y son capaces de funcionar en asfalto, tierra y hierba seca más o menos con éxito.

Merrell Morphlite

Lo cierto es que los 2 mm parecen poco, pero tienen la curiosa capacidad de no molestar en asfalto y rendir mejor de lo que su perfil nos podría hacer creer ya que a esos dos milímetros se le añade otro milímetro más de base de caucho y, en tracción de despegue, se pueden sumar también los surcos de tracción, haciendo que el agarre en terrenos sueltos (como tierra) sea mejor de lo esperado.

Merrell Morphlite

Alrededor del perímetro de la zapatilla (exceptuando el vaciado de mediopié) vemos tacos de mayor tamaño, concretamente de 3 mm, que complementan la amplia base de la mediasuela para generar una estabilidad grande y, además, sirven para las zonas de terrenos más complejos: por un lado, el taco grande añade estabilidad, pero también es el principal generador de tracción en apoyos inestables o laterales.

Las zonas especiales son, concretamente, dos, el talón externo y la puntera interna. La presencia de caucho es mucho mayor para precisamente proteger estas zonas especialmente sensibles al desgaste por el enorme esfuerzo que sufren en el aterrizaje y el despegue.

Merrell ha cuidado mucho los detalles: la base de caucho va embutida en el FloatPro, esto hace que en la transición al mediopié todo vaya en el mismo plano y sea fluido, que no existan aristas o bordes que rompan esa fluidez o incluso en caminos pueda ser susceptible de rasgarse por engancharse con una piedra y despegar el caucho o romper la EVA.

Pero hay más detalles de calidad escondidos en la suela: entre los tacos centrales y los perimetrales hay un pequeño acanalamiento muy sutil que permite cierto movimiento a los tacos perimetrales; por otra parte, la zona de impacto en talón está texturizada, como granulada, para generar mayor capacidad de rozamiento y descargar algo de desgaste en otras zonas.

El caucho no es Vibram Megagrip como hemos visto en muchas de sus hermanas de trail y es que, si quieres conseguir un precio de 110€, tienes que renunciar a ciertos lujos, pero la verdad es que no lo necesita. Es cierto que aumentaría algo su durabilidad, pero en cuanto a rendimiento puro sería casi un lujo innecesario pues es una zapatilla para asfalto y caminos fáciles, donde la adherencia es secundaria e importa algo más el agarre, y la Sticky Rubber que ha usado Merrell en la Morphlite rinde bastante bien, tiene una buena adherencia, diría que en la media o por encima y una durabilidad también en la media, con 68ºHa de dureza pero taco bastante expuesto, así que va a tener buena vida útil en tierra pero en asfalto los tacos perimetrales van a sufrir un poco, aunque en general se está manteniendo sin grandes desgastes después llegar al centenar de kilómetros.

Merrell Morphlite

Lo que sí hay que tener claro con esta suela es que, ni por su caucho ni por su distribución de tacos y anchura, va a ser buena opción en zonas lisas y húmedas, ni baldosa o carril bici en running normal ni roca mojada en trail, es sencillamente una zapatilla para seco principalmente aunque se pueda usar en parques bien cuidados con lluvia tipo El Retiro, pero en cuanto pisas zona lisa y mojada, la zapatilla resbala.

Como curiosidad y detalle de diseño interesante, la suela se sobreextiende en la puntera y en el talón, siendo en la puntera una extensión mínima, pero por el contrario en el talón es digna de resaltar ya que no solo lo envuelve sino que luego se extiende rodeando cual «contrafuerte de la espuma» para dar soporte al FloatPro de esa zona trasera, detalle curioso, funcional y que le da un toque de personalidad único a la Morphlite.

Upper de la Merrell Morphlite

Merrell ha optado por un upper ligero y ventilado alejándose un poco de los uppers reforzados que vemos en trail y lo cierto es que, teniendo en cuenta que es una zapatilla para uso en terrenos fáciles, sean off road o no, ¿para qué quieres refuerzos y añadir peso? Así que Merrell ha decidido crear un upper de doble capa en jacquard típico, con la malla externa bastante abierta y la interna algo más cerrada.

Es un upper, como he dicho, muy bien ventilado, no solo deja entrar el aire y hay espacio suficiente en la horma para que el aire se mueva refrigerando el pie, sino que también tiene fácil la salida por los laterales aun con su arco pronunciado y es que la plantilla también colabora con sus perforaciones a expulsar ese aire caliente hacia el exterior.

Un ejemplo más de algo que siempre comento cuando hablo de Merrell es su atención al detalle y calidad de producto: la malla interna, la menos abierta, aun así es bastante perforada y además forma un semibotín interno ya que las uniones de la lengüeta a los laterales se extienden rodeando todo el antepié por completo, así que el confort aumenta exponencialmente, la lengüeta se mantiene en su sitio y la percepción de calidad es excelente incluso en su rango de precio.

La lengüeta es de un grosor intermedio, cuenta con cordones planos y un elástico para sujetar el sobrante de cordones, detalle de lujo.

Merrell Morphlite

Merrell también ha hecho mucho esfuerzo, como viene haciendo desde hace unos años, en cuanto a la sostenibilidad. Muchos de los refuerzos son 100% reciclados, así como parte de la plantilla y la malla, haciendo a la Morphlite un modelo certificado como Vegano, para todo aquel que considere esto algo relevante.

La parte que menos me ha gustado del upper es el collar, está bien en cuanto a formas pero tiene un acolchado justo y un recubrimiento interno no muy lujoso, algo normal en este rango de precio y totalmente entendible, pero mi queja no es solo por eso, sino que estas características no lujosas pero tolerables se unen a que el talón queda un poquito suelto (yo que no suele tener estos problemas). Aun así, usando el agujero auxiliar de los cordones se subsana casi todo el inconveniente.

Una de las pegas que le hemos encontrado y que debería cambiar, a pesar de no ser relevante, es que las letras MERRELL que aparecen pegadas en el lateral del talón se despegan al mínimo uso, y eso siendo meticuloso con su cuidado ya que mis zapatillas nunca están a la intemperie ni en ambientes perjudiciales o que aceleren su deterioro, pero en dos usos ya estoy perdiendo letras y parece que llevo una Merel en los pies.

Horma

Lo que más me sorprendió de la Morphlite en primer lugar fue, sin duda, su horma y base generosa. Es muy amplia y voluminosa, mucho más de lo que es habitual en las All Terrain, ni Novablast 3 TR, ni Ride TR, ni Rider TT ni Challenger ATR, por nombrar las más conocidas, son tan voluminosas y es que parece que Merrell ha querido traer el maximalismo al Gravel de los runners.

Tenemos un antepié ancho, generoso, no apto para pies estrechos; un mediopié con buena sujeción gracias a su arco y un talón que, en mi caso, quedaba algo inseguro en ajuste y me llevó un rato encontrar la tensión adecuada de los cordones. Tuve que usar el agujero auxiliar superior para bloquear el talón, algo que rara vez necesito, así que las vemos como un modelo para corredores de pie ancho o que les guste el espacio y, para los de pie estrecho, si tienen la suerte de que en su talla les cubre el modelo de féminas, es una opción ya que las Morphlite femeninas serán ideales para esos pies más angostos.

Sin duda alguna uno de los puntos fuertes de esta Morphlite es algo que casi nadie va a valorar pero que con una visión amplia del mercado y de las necesidades de los corredores te das cuenta: esta Merrell es un oasis para un porcentaje de corredores considerable que hasta ahora no habían encontrado un modelo perfecto para sus características, me estoy refiriendo a los corredores con fascitis plantar que quieran correr por asfalto o caminos de parque.

Los corredores con fascitis plantar, al menos una gran cantidad de ellos, siempre se han beneficiado del uso de modelos con arcos marcados, HOKA Clifton, ASICS Gel Kayano 30 o, entre las ATR, la HOKA Challenger, modelo a la que la Morphlite va a atacar su línea de flotación de manera directa ya que, si la Challenger era apta para este tipo de corredores con fascitis, la Morphlite puede ser una bendición.

El motivo para hacer esa afirmación a falta de una confirmación real por parte de la mayoría de los corredores es que tanto Challenger como Morphlite tienen un arco marcado, siendo el de la Merrell mucho más ergonómico ya que es más largo y progresivo (el de la Challenger es más abrupto).

En general uno puede irnos mejor que otro pero de lo que no hay duda es que la Merrell va a ser menos agresiva en esa zona aun teniendo mucho apoyo ya que, como digo, su forma es más ergonómica para la mayoría.

Pero donde la Merrell se separa y lo hace claramente de la Challenger es en el antepié ya que los ojales inferiores están muy separados y se hace amplia en la parte baja del empeine y eso continúa en el antepié.

Para que la fascitis mejore (nunca hablamos de que una zapatilla cura una lesión), en determinados casos se requiere relajar la fascia con un arco elevado pero también acortar la misma para que no esté sobreestirada; para eso hay que dejar espacio en el antepié, de esta manera el primer metatarso puede expandirse al entrar en carga hacia el interior, relajando con ese movimiento la fascia.

Es un factor totalmente opuesto a lo que hace la Challenger, modelo estrecho y con antepié angosto que restringe esa expansión de los dedos y, por tanto, no colabora a relajar la fascia y aun así es un modelo que funciona para esas molestias en muchos casos, así que la Merrell tiene todas las papeletas para ser incluso mejor.

Para los corredores que, como en mi caso, tenemos un pie muy universal en medidas (arco, anchura, altura…) o estamos acostumbrados a calzado poco radical en cuanto a horma, lo cierto es que puede resultar un poco sorprendente el protagonismo del arco, incluso incordiar a algunos: si sois muy susceptibles a molestias por mucho volumen en esa zona central interna, quizá la descartaría.

La plantilla es de 4 mm, EVA básica con 17 gramos y 50ºHc de dureza que reduce el precio del conjunto. Se combina muy bien en características (tacto) con el resto de la zapatilla y además colabora, al estar perforada, con la gestión del aire caliente, ayudando a generar más efecto fuelle y expulsar ese calor interno.

Es una zapatilla apta para plantilleros, ahora bien, hay que tener en cuenta esa peculiaridad tan marcada del arco alto y largo.

Amortiguación y dinámica de la Merrell Morphlite

En cuanto a amortiguación no me ha sorprendido mucho, es más o menos lo que uno espera para una zapatilla híbrida en terrenos que rinde bien en asfalto y en caminos un poquito más complejos que un simple parque.

Tiene un recorrido medio tirando a corto, pero lo suficientemente agradable y progresivo como para ser una zapatilla ATR funcional.

Merrell Morphlite

En cuanto al comportamiento de la espuma, ya conocemos el FloatPro de varios de los modelos de trail de la marca, especialmente la Merrell Agility Peak 5 y nos ha gustado siempre: esa mezcla de EVA y TPU para darle más consistencia y durabilidad parece haber funcionado bien, no es para nada una espuma que se chafe rápidamente o que se estrese fácilmente. Para ser una EVA, aguanta muy bien el castigo.

Donde sí la esperaba ligeramente mejor es en la dinámica. No es que sea mala por geometrías pero resulta un poquito voluminosa de anchura: lo que ganamos en estabilidad se pierde un poco en agilidad, pero tampoco es un modelo que pretenda ser polivalente en ritmos (sí en terrenos, y eso lo consigue claramente).

Lo que sí se nota es equilibrio en la amortiguación. Por ejemplo, en la Merrell Agility Peak 5, la parte delantera se notaba ligeramente más firme que la trasera, pero la Morphlite es algo más equilibrada y no se nota tanto el cambio.

En dinámica es una zapatilla que, a pesar de las formas curvadas que parece presenta a simple vista, es mucho más clásica de lo que parece: los ángulos de entrada y salida son moderados, el repunte delantero y el biselado no tienen mucha altura y el comienzo de ambos se sitúa cercano a la media de 12% y 75% siendo 14% y 72%, por lo tanto es una zapatilla bastante fácil a la que acoplarse.

Ahora bien, el arco va a ser un elemento a la hora de definir si puede o no gustar, es un arco al que nos podemos acostumbrar más fácilmente que a otros de la competencia, pero aun así habrá gente que no lo tolere ya sea por su flexibilidad de arco o por gusto personal.

Conclusión

Soy bastante defensor de la existencia de modelos híbridos, Road to Trail, Door To Trail, Gravel o como lo quieras llamar, modelos específicamente diseñados para usarlos en distintos terrenos y en buenas condiciones, pues al fin y al cabo la mayoría de runners corremos por tierra y asfalto.

La Morphlite cuenta con la ventaja de ser un modelo específicamente diseñado para esto, no es una adaptación con una suela más agresiva como algunas de sus rivales y eso le da ciertas ventajas y generalmente la hace más equilibrada.

Merrell Morphlite

Tiene a su favor argumentos muy serios: es estable, tiene una buena horma amplia, es muy ligera, le han cuidado mucho la atención al detalle y la construcción, el remate es de alto nivel y el precio es espectacular. Es una buena puerta de entrada para descubrir la marca y saber por qué se está hablando tanto y tan bien de lo que está haciendo últimamente Merrell.

¿Puntos negativos? Lo cierto es que son puntos a mejorar un poco o adaptar para que resulte mejor para la mayoría. Personalmente la haría un poco más blanda (3º ó 4ºHc) y ajustaría mejor cómo se adapta el collar al corredor general. Por otra parte, solucionaría el tema del logo termosellado que se cae, que no importa en rendimiento, pero una tontería así ensucia un poco la calidad de acabados y ensamblaje de la zapatilla.

Usuario tipo de la Merrell Morphlite

  • Corredores neutros o plantilleros de hasta 85 kg que busquen una zapatilla de entrenamiento para usar en diferentes terrenos y que sea económica pero con suficiente calidad, estabilidad y amortiguación para ritmos más lentos de 4:30/km.

Merrell Morphlite

Merrell Morphlite
8.98

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Precio
            • Atención al detalle
            • Ligera
            • Suela de buen rendimiento y específicamente diseñada para Road To Trail

            A mejorar

            • Que no se despeguen los logotipos y algún reflectante
            • El talón puede ser algo amplio para algunos
            • Sería mejor con un tacto levemente más blando

            6 Comentarios

            1. Hola Jonatan. Muy buena revisión, como suele ser habitual en el equipo de foroatletismo.
              Les tengo echado el ojo a estas Merrell, después de verlas en alguna foto que puso en su WhatsApp una vieja conocida y atleta élite que ahora anda haciendo trail, una tal Marta Esteban. En su talla de chicas daba en báscula unos 188 gramos.
              Las he visto en alguna tienda online en precio rebajado super atractivo, entorno a 85 – 90 euros me parece.
              Si no fuera porque aún tengo para rato con las Saucony Ride 15 tr que llevo, me las pillaba sin duda. También porque están las New balance fuelcell Venym que parecen estar en este tipo de zapatillas, pero al ser una novedad, aún están muy altas de precio.
              Saludos

            2. Enhorabuena por la prueba, me parece un tipo de zapatilla muy práctica. Espero que también probéis las nuevas New Balance Venym o la Nike Pegasus Trail 5. Gracias

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.