Con zapatillas como estas New Balance Fresh Foam Garoé se demuestra por enésima vez que no hace falta gastarse un dineral o hipotecar un riñón para salir a correr adecuadamente calzado porque, para lo que hacemos la mayoría de los mortales en la mayoría de nuestros entrenamientos, nos basta y sobra con lo que nos puede llegar a dar este modelo, que bien podría pelear en unos meses en los galardones a las mejores zapatillas del año por ser la de mejor relación calidad/precio, al menos entre las zapatillas de trail running.

Si al ver las fotos de las New Balance Fresh Foam Garoé de este artículo crees estar teniendo un déjà vu, estate tranquilo porque no estás delirando y lo que pasa es que, efectivamente, tienen un parecido razonable más que evidente con las New Balance Fresh Foam Hierro v6 que a tantos nos encantaron.

Lo que ha hecho New Balance (con mucho acierto, por cierto) es análogo a lo que le hemos visto hacer anteriormente con otros modelos, como las New Balance Solvi que prácticamente calcaban lo de las New Balance 880 de una o dos temporadas anteriores para poder lanzar al mercado unas zapatillas solventes, con un resultado garantizado a un precio extremadamente competitivo.

Las New Balance Fresh Foam Garoé no son un rebranding de las New Balance Fresh Foam Hierro v6 sino que, aunque se han basado en ellas, han recortado ligeramente en algunos materiales y acabados para que, sin perder apenas funcionalidad o rendimiento, sí hayan podido darle un buen bocado al precio de venta al público, tanto como para que su precio de salida sea casi un 30% inferior al de las New Balance Fresh Foam Hierro v7 con las que comparten actualmente catálogo.

Es decir, las New Balance Fresh Foam Garoé vendrían a ser a las New Balance Fresh Foam Hierro v7 y New Balance Fresh Foam More Trail v2 casi lo que las New Balance Fresh Foam Evoz v3 a las New Balance 1080 v12 y New Balance Fresh Foam More v4.

Y he puesto ese ‘casi’ porque, aunque a la marca americana le ha quedado un producto la mar de chulo y resultón, las diferencias con sus hermanas mayores se notan claramente en cuanto las tienes en las manos o te las calzas mientras que, con las New Balance Fresh Foam Evoz v3, a pesar de que también notas ese menor refinamiento en muchas cosas, puedes llegar a preferirlas a sus hermanas mayores por su comportamiento en marcha como me pasa a mí.

Pero dejémonos ya de filosofar y vayamos al grano porque si lo que estás buscando es una zapatilla de trail running para terrenos sencillos, valoras la polivalencia y no quieres gastarte mucho dinero, deberías echarle un ojo a las New Balance Fresh Foam Garoé que, aunque posiblemente no te ganen en la primera aproximación salvo quizá por su estética, si les das una oportunidad y esperas a hacerles un par de salidas, verás cómo se van dejando querer y te van dando cada vez más juego.

Mediasuela

No de dejes engañar por la primera impresión de la mediasuela de las New Balance Fresh Foam Garoé porque, aunque las notes más bien firmes al calzarlas, en marcha son más confortables, sobre todo, cuando ya les ha hecho un par de salidas.

No vas a llegar a tener nunca el mullidísimo y agradable tacto del Fresh Foam X, pero no deberías sentirlas excesivamente firmes, ni siquiera en terrenos duros y lisos.

Vendría a ser un tacto similar al que tenían modelos de la familia New Balance Fresh Foam de hace cuatro o cinco años, por ejemplo, algo así como el de las New Balance Fresh Foam 980 Trail a las que alguno le sacamos mucho jugo, llegando incluso a pisar podio en una maratón de montaña.

La altura del talón es de unos 25 milímetros y el antepié queda a unos 17-18 milímetros (ambas medidas sin tener en cuenta los 4-5 milímetros de la plantilla de series), lo que da un drop en estático de unos 7-8 milímetros, ideales para que prácticamente cualquiera nos sintamos a gusto con ellas corriendo, independientemente de cómo impactemos.

A esto ayuda bastante la dinámica de la pisada, que es bastante homogénea, sin grandes diferencias en cuanto a la cantidad la amortiguación, una flexibilidad y torsión muy logradas y un contacto con el suelo que percibes totalmente continuo.

No las consideraría como si tuvieran un chasis con forma de mecedora, pero se comportan de manera análoga y eso ayuda a que, aunque no sean unas zapatillas ligeras ni ágiles, no te hagan sentirte excesivamente tosco si te apetece darles un poco de candela.

No tienen placa antirrocas en su interior, pero con la protección de la suela más la de la capa de la mediasuela, me parece más que suficiente para el terreno para el que están inicialmente concebidas. Además, si se la hubieran puesto, posiblemente se resentiría el confort un punto más y entonces ya sí que se percibirían seguramente duras en exceso.

De hecho, pensando en posibles mejoras que no impliquen demasiados cambios, quizá me plantearía ponerle una fina capa adicional más blandita bajo el pie, no sé si formando parte del footbed o cambiando directamente la plantilla por otra algo más blanda. Es más sencillo lo segundo, sin duda, pero habría que pensarlo bien para que no pasara como con las primera New Balance Fresh Foam More Trail, cuya plantilla empapaba más de la cuenta en días calurosos o si te metías por charcos.

Las dimensiones de la base de apoyo son más o menos estándar, en un buen punto de equilibrio para que sean capaces de ofrecer una estabilidad más que suficiente sin llegar a comprometer la agilidad, como puede pasar a veces con zapatillas en las que han aumentado excesivamente la mediasuela en anchura.

No van a ser capaces de corregir los envites de un corredor con pies rebeldes hiperpronadores, pero tampoco creo que nadie les pueda echar la culpa por falta de estabilidad en el caso de que se haya tenido una mala pisada.

La verdad es que la mediasuela de las New Balance Fresh Foam Garoé es el ejemplo perfecto de lo que ofrece el conjunto en global: una fórmula sencilla, austera, conocida y sobradamente probada que, sin aspavientos cumple a la perfección con su cometido.

Suela

La suela de las New Balance Fresh Foam More Garoé es modosita y no llama la atención, pero cumple perfectamente con lo que, desde la lógica, se le podría exigir.

New Balance Fresh Foam Garoé

Es una suela multitaqueada pero, como los tacos están bastante aplanados y tienen una prominencia de unos 3’5 milímetros, a todos los efectos se puede considerar una suela de contacto continuado. Además, casi totalmente cubierta de caucho porque lo único que queda al descubierto es lo blanco de la zona media y una pequeña ‘línea’ alrededor del perímetro de los dos tacos blancos que hay en antepié y talón.

 

Me ha parecido curioso lo de este taco del talón porque, normalmente, justo ahí es donde se suela aprovechar para vaciar un poco la suela y dejar la mediasuela al descubierto para ganar en amortiguación y reducir un poco el peso. Pero en el caso de las New Balance Fresh Foam Garoé, como la capa de caucho es finita y el Fresh Foam cede con relativa facilidad, se han permitido cubrir esa zona con un caucho ligeramente más blando y así se protege un poco más y no se penaliza nada en exceso.

El material azul del perímetro es ligeramente más duro y tiene unos tacos algo más marcados y será el que, junto con la puntera, se encarga del trabajo sucio de tracción y retención.

La verdad es que no destaca en ninguno de ellos pero, en general, tampoco es que falle, al menos no en superficies lisas o poco técnicas. De hecho, en superficies lisas como el asfalto, roca o incluso en tierra compacta de veredas y cañadas, vas genial y hasta se agradece ese punto de firmeza que tiene la mediasuela.

En mojado no sobresalen como era de esperar y donde sí te recomiendo que tengas un poco de cuidado es en zonas con piedras sueltas de tamaño medio porque ahí sí que se le echa en falta más mordiente al taqueado de la suela.

Además, no es una suela a prueba de bombas así que, si te vas a meter por esos terrenos tan chungos, ten en cuenta que va a sufrir bastante y que vas a ver cómo se van deteriorando los tacos, eso sí, sin arrancamientos o, al menos, no le he visto ningún problema a priori en ese sentido.

No les he dado caña suficiente como para pronunciarme sobre un punto que me intriga al ver algunos rebordes, justo donde se unen la suela y la mediasuela porque no sé si puede llegar a despegarse en caso de darles candela de la buena en tarteras, canchales y similares.

No es el terreno de las Fresh Foam Garoé así que tampoco pasaría nada si pasara, pero sería una pena si llegara a pasar por meterte por ahí durante el típico tramo que te puedes encontrar en alguna ruta. Porque te aseguro que te meterás si te lo encuentras ya que, como vamos a ver a continuación, el upper está protegido de sobra y, la suela, aunque no tenga placa antirrocas, te va a dar confianza de sobra en ese sentido.

Upper

Con el upper se han ido prácticamente al extremo opuesto que con la suela y casi hasta se han pasado porque han dotado a las New Balance Fresh Foam Garoé de protecciones como para plantearse el ir a las mismísimas puertas del infierno… o casi.

Esto está genial, sin duda, que para eso son unas zapatillas de trail running pero, si estamos hablando de unas zapatillas pensadas a priori para usos no tan técnicos, creo que habría venido mejor haber sido un poco más moderado para intentar que el upper fuera un poquito más amable y adaptable, algo que, sin duda, le habría hecho ganar puntos, sobre todo a la hora de ganarse al usuario en la primera puesta.

No son unas zapatillas toscas ni incómodas y, una vez que vas corriendo con ellas, te sientes adecuadamente sujeto, protegido y cómodo, pero es cierto que dista muchísimo de ser de esas que casi se mimetizan con tu pie como una segunda piel en cuanto te las pones. Es algo análogo a lo que he observado en las New Balance Fresh Foam Hierro V6 / V7 y New Balance Fresh Foam More Trail v2 así que tengo la esperanza de que sea algo coyuntural y pasajero que acabarán cambiando en cuanto cambien el enfoque que le han dado en estas versiones al Toe Protect de la puntera, la ojetera, etc.

New Balance Fresh Foam Garoé

La base del upper es un engineered mesh sin costuras de doble capa sobre el que se han colocado una amalgama de refuerzos termopegados que crean la armadura de la puntera, que no da para jugar al fútbol con las piedras, pero casi.

La tremenda estructura de la zona media abraza al mediopié con mucha firmeza y el contrafuerte contribuye a crear una zona trasera que sujeta con mucha contundencia ya desde el collar.

El tejido en sí es agradable al tacto y no plantea problemas, pero con tantas rigideces se siente rarillo y, aunque en la puntera es tolerable y, hasta habitual en las zapatillas de trail running, en la zona media sí que le he echado en falta algo de permisividad o, al menos, adaptabilidad a la hora de personalizar el atado a tus preferencias ya que la estructura se mueve casi toda al unísono, aunque vayas tensándola por partes.

Los cordones deslizan con mucha facilidad y, aunque veas que, tras tirar de ellos vuelven un poco hacia atrás, no te desesperes hasta llegar al último porque, al dar ahí el tirón, verás que al final consigues dejarlas apretadas todo lo que quieras. Eso sí, hazle el segundo nudo por si acaso porque, aunque estén arrugadillos, el material desliza y no se quedan enganchados con suficiente seguridad.

La lengüeta no está unida en los laterales y pensaba que iba a criticarla, pero me tengo que aguantar y únicamente mencionarlo porque la verdad es que no se desplaza. De hecho, hasta me ha gustado cómo queda porque es fácil ponerla en su sitio así que bien a gusto renuncio a esas sujeciones laterales a cambio de esa comodidad.

Con el collar ten un poco de cuidado porque, no sé si porque tienen a altillas o por esa rigidez que he mencionado, pueden marcarte algo más de la cuenta el maléolo, al menos, al principio, así que póntelas un poquito para caminar antes de salir con ellas a correr para intentar minimizar el riesgo de problemas en esa zona.

New Balance Fresh Foam Garoé

Por cierto, minipunto para el responsable del diseño porque la verdad es que llamativo es un rato, tanto por el colorido, como por detalles como el del supuesto cordón que recorre todo el perfil de la zapatilla, desde el tirador trasero hasta la parte baja de la ojetera. No lo hace realmente pero, ¿a que lo parece?

Horma

A nivel técnico, una horma PL-8 como la de toda la vida de las zapatillas de entrenamiento de New Balance así que tenemos unas medidas estándar que deberían satisfacer a todos los pies del mundo mundial.

Eso sí, teniendo en cuenta esa adaptabilidad del upper un tanto laxa que he comentado que hace que, al final, percibas la horma como un pelín más amplia de lo que es en realidad.

A nivel de talla, mantendría la misma talla USA que utilices habitualmente y, si tienes plantillas personalizadas, adelante con ellas, porque tienen base de sobra, el chasis y upper te va a sujetar bien el pie y, como la plantilla de serie es de 4-5 milímetros, no te verás penalizado al cambiarlas por las tuyas.

New Balance Fresh Foam Garoé

De hecho, pensando en cambios de plantillas, si eres de los que tienen plantillas de silicona o gel, mira a ver qué tal te va con ellas porque, como he comentado en el apartado de la mediasuela, creo que con el simple cambio de meterle una plantilla un poquito más amortiguadilla, cambia mucho la sensación de confort que ofrecen las New Balance Fresh Foam Garoé.

Dinámica de las New Balance Fresh Foam Garoé

Con las New Balance Fresh Foam Garoé podrías meterte casi por cualquier sitio por el que quisieras mientras no sean barrizales, pero si te centras en terrenos no excesivamente técnicos, lisos, cañadas, veredas y similares verás que las disfrutas mucho más.

Si ves que te acercas a una tartera o canchal, no cambies de ruta porque vas suficientemente protegido, tanto de upper como de suela, así que dale y disfruta.

No te cortes un pelo si te entran ansias de pisar un poco el acelerador porque, aunque son unas zapatillas concebidas a priori para rodar a ritmos medios, tienen una buena dinámica de la pisada así que, si te sientes lastrado y lentorro, no será por ellas, sino porque ese día no tienes piernas para ir rápido.

Y, lo siento pero, si eso pasa, no le eches la culpa a sus peso porque, aunque es cierto que pasan holgadamente de los 300 gramos (en el 8.5 USA han pesado 313 gramos por lo que les estimo 320-325 gramos para el 9 USA de referencia), el reparto de pesos es bueno así que, una vez lanzadas, dan para ponerse a coquetear esporádicamente con ritmos que en llano rondarían los 4:00/km.

Déjales un par de salidas, digamos que 30-40 kilómetros, para que se atemperen porque, como pasaba antes con los coches, requieren un poco de rodaje para ir revelando su verdadero potencial.

Si tienes esa paciencia, verás cómo va cambiando poco a poco su carácter, su amortiguación se va haciendo algo más confortable, el upper algo más adaptable, flexarán con algo más de facilidad… Y ahí es cuando empezarás a disfrutar de verdad de todo lo que te pueden ofrecer unas zapatillas como las Fresh Foam Garoé que, teniendo en cuenta todo lo que ofrecen y el precio de salida que tienen, bien merecerían llevar impreso en su upper un logo de ‘compra maestra’.

Usuario tipo de las New Balance Fresh Foam Garoé

  • Las New Balance Fresh Foam Garoé son unas zapatillas de trail running para entrenamientos por terrenos secos no excesivamente complicados y para corredores neutros o plantilleros de pesos medios o ligeros que quieran unas zapatillas que, teniendo un precio contenido, no renuncien a nada de lo básico que se debería exigir a una zapatilla para este cometido.
  • Me parecen ideales como zapatillas de complemento a otras más técnicas, para sacarlas en esos días más tranquilitos o cortos en los que no necesitamos ir con la berlina rodadora o la tanqueta de turno.

New Balance Fresh Foam Garoé

New Balance Fresh Foam Garoé
8.5

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          8/10

            Lo mejor

            • Gran relación calidad / precio.
            • Conjunto global muy equilibrado y homogéneo, sin que nada destaque ni desentone.
            • Upper muy bien protegido…

            A mejorar

            • …pero si fuera un poco más adaptable (el upper), se ganarían a más gente en la primera puesta.
            • Agarre mejorable en superficies sueltas o mojadas.

            6 Comentarios

            1. Hola Rodrigo. Gran análisis, cada vez que los leo, me entran ganas de ir a comprar esas zapatillas. Te quería hacer una consulta, tengo unas Cascadia para trail que me encantan, para pista y algún sendero, salidas de 15-18kms estaba utilizando las Nitrel, pero ya tienen más de 1.000 kms y toca cambiarlas. He probado Kiger pero no me acaban de convencer, así que dudaba entre Garoe, Nitrel, Unknown v3 o alguna más que se te ocurra. Peso 62 KGS y la idea para ritmos por debajo de 5’/km. En asfalto me encantan las Propel y Zante Pursuit. Gracias por tu gran trabajo y dedicación.

              • Gracias, Juan Antonio!!!
                Las FuelCell Summit Unknown v3, descartadas porque son otro rollo, son un misil (está publicado el análisis de la semana pasada) y, de las otras dos, iría a por Nitrel porque son un acierto seguro si te han gustado las anteriores. Las Fresh Foam Garoé son algo más toscas de sensaciones.
                Aunque, si es para ir un poquito más alegre, le echaría un tiento a algo un poquito más resultón, algo tipo Speedgoat, Fresh Foam Hierro, Timp, Ultraventure… o, espera, las Divide, que pueden ser el pelotazo a nivel de calidad / precio por lo que me comentas.

            2. Me encantan las New Balance, de hecho por asfalto son las que más utilizo, tanto las Zante como las Tempo. Pero por ese precio y uso, creo que las Asics Fuji Speed, son mejores y más ligeras.

              • No son rivales, no por calidad, sino por tipo de uso al que van destinadas… y tampoco por precio porque el PVP de las Fresh Foam Garoé es 120€ y el de las Asics es de 160€, es decir, un 33% más.
                Otra cosa es el precio al que se puedan conseguir en determinadas tiendas, ofertas, momentos… Pero, aun así, siguen siendo zapatillas para usos diferentes con lo que (creo que) no tiene mucho sentido hacer una comparación entre ellas ateniéndose al precio como variable principal.

            3. Hola, estoy valorando está zapatilla para hacer la desértica en Almería (70km, 1500+, terreno mixto, escaso sitio técnico).
              En anteriores ediciones he hecho entre 8:50 y 9:50h.
              ¿Que tal? ¿Las recomendarías?

              • José R., la puedes hacer perfectamente con ellas, pero para esa carrera, creo que es mejor algo un poco más «confortable», que ceda con más facilidad y se adapte al pie mejor.
                De hecho, no descartaría incluso hacerla con zapatillas de entrenamiento de asfalto.

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.