Mi historia con Under Armour se remonta a los primeros años del siglo XXI: había practicado fútbol americano, conocía la innovación y calidad de las prendas de la marca de Baltimore y así lo comentaba en repetidas ocasiones a gente que pedía recomendaciones sobre prendas de compresión; poco más tarde, un empresario me pidió opinión sobre la marca para hacerse distribuidor oficial en nuestro país y así comenzó la andadura de Under Armour en España, así que debido a ello he tenido la oportunidad de probar todas las líneas y casi todos los modelos de running que ha fabricado.

Si algo le sobra a Under Armour es originalidad e innovación. Siempre se ha caracterizado por enfocar su producto desde otro punto de vista y utilizar recursos diferentes y desconocidos (al menos, hasta ese momento), especialmente en el running ya que fue la primera marca en crear modelos con lengüetas hiperfinas (el concepto Speedform de diseño y construcción de upper basado en sujetadores femeninos), las plantillas integradas o, como vimos el año anterior, diseñar una zapatilla cuyo upper y plantilla siguiesen las mismas líneas que un culotte de ciclismo (Under Armour HOVR Phantom).

Pero también hay que decir que Under Armour peca de consistencia, es decir, es un poco complejo para un corredor habituado a ver modelos como Nimbus (con 21 ediciones) o Pegasus (con 35) enmarcados en segmentos definidos (entrenamiento, mixtas, voladoras) y, luego, encontrarse con una marca muy llamativa como Under Armour que cada dos años cambia de modelos y enfoque.

La Under Armour HOVR Infinite viene para ocupar el segmento clásico de zapatillas de entrenamiento neutras de gama alta y mantiene la tecnología HOVR que vimos el año pasado. A esa receta (a priori ganadora) le ha añadido buena parte de su habitual dosis de innovación y vamos a analizar si de verdad están a la altura de las grandes zapatillas del mercado y qué peculiaridades tiene para plantarle cara a Ghost, 880 y Cumulus.

Chasis y mediasuela

Las mediciones de la mediasuela de la Under Armour HOVR Infinite son de zapatilla de entrenamiento pura y dura. Es cierto que en los pies no parece tan voluminosa pero tiene un perfil de 29 mm en talón y 21 mm en antepié con el resultante drop de 8 mm.

Under Armour HOVR Infinite

Hay que añadir que la plataforma o base de la zapatilla es de 92 mm en talón y 118 mm en antepié en talla 10 US, medidas generosas sin salirse de lo aceptado como estándar dentro de su categoría. Aunque es cierto que la horma y la suela en contacto con el terreno no son tan amplias como el ancho máximo de la zapatilla, éste sí contribuye mucho a la gran estabilidad y comportamiento de la zapatilla.

La mediasuela se compone de tres elementos principales, los dos primeros forman el sistema HOVR de amortiguación: HOVR Foam (material blando en el interior) y Charged (material portante exterior).

El HOVR Foam es uno de los materiales más avanzados del mercado y que Under Armour ha desarrollado junto con Dow Chemichals, empresa que se fusionó con Dupont recientemente formando DowDupont. Para que os hagáis una idea, Dupont era la responsable de muchos de los materiales de, por ejemplo, New Balance. Estamos hablando de un gigante en la industria y un rival serio para BASF.

El HOVR Foam tiene una base similar al Micro G (que vimos hace unos años) pero se le han cambiado elementos clave. Por ejemplo se ha añadido una cera de poliolefinas en bloques alternos que consigue que el material sea a la vez muy elástico pero muy resiliente, lo que es casi el Santo Grial de lo que buscan las marcas ya que ofrece ventajas competitivas muy interesantes.

La Under Armour HOVR Foam aporta casi un 70% de capacidad de rebote (similar al poliuretano), es muy resistente al estrés y garantiza un nivel de amortiguación constante durante muchos kilómetros. Recupera el doble de rápido que una EVA, por lo que no tenemos que alternar la zapatilla con otra mientras “descansa” entre entrenamientos y, además, dobla la capacidad de resistencia a la compresión de la EVA.

A todo esto, por si fuera poco, se añade el uso de la Energy Web, una malla que envuelve el HOVR Foam por todos lados excepto por donde se apoya la planta del pie. Esta malla evita que, al aterrizar, el HOVR Foam se desparrame o colapse para amortiguar y consigue frenar ese colapso al mismo tiempo que homogeneiza y lo reparte por toda la espuma para que el recorrido de amortiguación que necesitemos sea menor, así que el pie no se hunde tanto en el HOVR Foam.

Pero no acaba aquí la cosa, la Energy web frena y reparte los esfuerzos de colapso pero también hace que el HOVR Foam recupere más rápido canalizando esa recuperación hacia el único sitio sin malla, es decir, hacia el pie del corredor, por lo que el rebote que nos aporta el material es muy alto.

Under Armour HOVR Infinite

En términos prácticos o mundanos, el HOVR Foam resulta un material difícil de hundir, especialmente en una zona concreta ya que se reparte muy bien. También es difícil de estresar y, en este sentido, utilizo un método que me ha resultado efectivo: utilizo la zapatilla continuamente para correr y andar durante el periodo de prueba y, el último día, le hago un rodaje largo de entre 16 y 20 km junto con un entrenamiento de pliometría.

Así suelo ver los límites de resistencia al estrés de la mayoría de las zapatilla y la Under Armour HOVR Infinite no se ha estresado mucho. De hecho, mis rodillas se han empezado a quejar antes, lo cual es un buen augurio no solo de que pueda funcionar si le metemos un maratón sino que, a lo largo de su vida útil, tardará en perder propiedades.

No doy datos de dureza del HOVR Foam porque no he podido medirlo debido al Energy Web pero es un material blando sin la malla encima. Según mi experiencia, creo que de unos 45º, aunque al tacto es más firme por todo lo que rodea a dicha espuma.

En segundo lugar tenemos el Charged, una evolución de la EVA que usa Under Armour y que conocemos más que de sobra ya que viene siendo usada en muchos modelos de la marca, en buena parte de ellos con un éxito enorme como, por ejemplo, en la Bandit o en la Fortis.

En la Under Armour HOVR Infinite su función es la de ser un portador del HOVR Foam, es una especie de “bañera” que cubre los laterales de la mediasuela dejando el interior para el material blando (el HOVR Foam).

Under Armour HOVR Infinite

Under Armour ha usado el Charged para lograr diferentes características, puede hacerlo más blando para amortiguar o más firme si busca estabilidad. En esta Infinite estamos ante el segundo caso ya que es un material de 55º grados de dureza, lo óptimo para no resultar firme pero suficiente para dar estabilidad a la zapatilla.

La geometría en el Charged es muy importante en la zapatilla. En el talón casi no hay Charged ya que cede protagonismo al HOVR Foam para que el corredor tenga buenas sensaciones en la principal zona de aterrizaje.

Under Armour HOVR Infinite

En la parte de unión del talón al mediopié y en la zona del arco tenemos dos HOVR Windows, dos “ventanas” o cortes rectangulares a través de los cuales apreciamos el HOVR Foam y que están ahí para facilitar el colapso de la amortiguación y para dar soporte al arco pero que no sea demasiado grande como para molestar a un corredor neutro.

Under Armour HOVR Infinite

La verdad es que se agradece el funcionamiento de estos cortes laterales y se nota cuando corremos, sobre todo porque es una zapatilla de una estabilidad brutal, al nivel de las mejores del segmento, como la Cumulus, sin ninguna duda.

En último lugar, la HOVR Infinite viene con un sensor de serie en la zapatilla derecha. Este sensor tiene un tamaño de unos 2,5 cm y 6 mm de grosor, está colocado en el mediopié y tiene un peso de 30 gramos. La verdad es que no se nota su presencia en ningún momento ni afecta a la flexibilidad o a cómo el material aporta amortiguación.

Este sensor posee un acelerómetro y bluetooth Energy Low; con la APP MapsMyRun podréis sincronizar la zapatilla con la aplicación y obtener datos sobre vuestro entrenamiento, distancia, ritmo, cadencia, longitud de zancada, tiempo total… Todo esto expresado en valores totales y por kilómetro.

Under Armour HOVR Infinite - Sensor

El punto fuerte del sistema es que añade la cadencia y la longitud de zancada a la ecuación por lo que es complementario al uso de un GPS, por ejemplo. Según Under Armour, la cadencia y longitud de zancada son elementos clave para evitar lesiones y te marca un rango alto y bajo de cadencia y longitud aceptables, por si quieres trabajar en ello progresivamente.

Under Armour HOVR Infinite

Lo que más me ha gustado del sistema es que no tienes que llevar el teléfono encima, es algo que no me gusta llevar cuando corro. Con la Infinite dejo el teléfono en casa y en cuanto el ritmo y la longitud de zancada cambian de caminar a correr, la zapatilla se activa y empieza a grabar los datos. Cuando paras o te pones a caminar, la zapatilla deja de registrarlos, lo cual es comodísimo para los que no siempre llevamos un smartphone o un GPS encima.

No tiene ninguna parte mala pero sin duda es un comienzo de lo que vamos a ver en el futuro en las zapatillas: Under Armour ya está trabajando en la posibilidad de que los sensores de sus zapatillas puedan sincronizarse con otros dispositivos como relojes GPS u otras aplicaciones, lo cual sería una gran noticia, pero desde luego que los que salen a correr para disfrutar y no tienen necesidad o ganas de adquirir un GPS o de correr con el teléfono, esta solución es, cuanto menos, una buena noticia.

Under Armour HOVR Infinite

Respecto a la fiabilidad de las mediciones, las he probado a todo tipo de ritmos, algunos muy lentos (más lentos de 6 min/km) y en cuesta para ver si dejaban de tomar datos pero la verdad es que no ha fallado ni una vez. He tratado de comparar entrenamientos medidos con GPS y con la zapatilla + App y sí hay algunas diferencias en cuanto a ritmo en min/km, pero generalmente rondan los 5 segundos por kilómetro (a mayor ritmo, más diferencia he encontrado) lo cual es un rango totalmente aceptable (de hecho, entre dos GPS podemos encontrar estas diferencias).

En resumen creo que es una gran noticia que en el mercado empecemos a ver soluciones tecnológicas de este tipo sin que supongan un precio descabellado y, sobre todo, sin que afecten al rendimiento.

Under Armour HOVR Infinite

Para los que tengan dudas sobre la diferencia de peso entre la zapatilla izquierda (sin sensor) y la derecha (con sensor), en talla 10 US el peso de la izquierda ha sido 318 gramos y en la derecha 321 gramos, por lo que no hay diferencia real entre ambas (generalmente hay hasta 5 gramos de diferencia en todos los modelos del mercado). El peso oficial en talla estándar es de 305 gramos, que está bien para el segmento pero sin destacar.

Respecto a la duración de la pila de la zapatilla, Under Armour ha asegurado que durará más que la vida útil de la zapatilla, así que al menos para tener cierto margen supongo que unos 1000 kilómetros o más (eso es algo que veremos con el tiempo).

Suela

La suela recuerda mucho a la de la Under Armour Speeform Gemini: un talón en herradura con caucho de alta resistencia a la abrasión en color negro y con dureza de 85º (dato habitual en el mercado).

Under Armour HOVR Infinite

En la parte delantera tenemos un antepié muy segmentado con tres surcos longitudinales bien definidos y cinco horizontales, lo que crea una serie de tacos de tamaño medio que, a su vez, tienen cortes en X internamente para lograr en conjunto una buena adaptación al terreno y, sobre todo, una sensación agradable para el corredor.

Under Armour HOVR Infinite

Lo cierto es que la geometría del antepié hace que un blown rubber de 75º, que es lo que tenemos en mediopié y antepié, parezca algo más blando al correr, y es que esa gran cantidad de tacos que posee tienen cierta capacidad de adaptación individual, lo que hace que sintamos buena tracción y tacto agradable.

Donde mejor funciona es en tierra, mejor incluso que en asfalto donde también funciona muy bien, pero en tierra aprovechamos la ventaja de tracción de la suela con respecto a sus rivales, su gran estabilidad y ganamos un poquito en tacto agradable por correr en un terreno menos duro sin que eso repercuta apenas en la eficiencia del pie dentro de la zapatilla (el pie no se hunde más pero sí percibimos más amortiguación).

En mojado tienen un comportamiento similar al resto de zapatillas: en terrenos lisos como baldosa o carril bici húmedo resbala y hay que tener cuidado pero, en asfalto mojado, si bien no agarra como en seco y forzándola a ritmos más rápidos de 4 min/km vemos el límite de su agarre, a ritmos tranquilos (más lentos de 4.45 min/km) no tiene ningún problema porque la rugosidad del asfalto es suficiente para tener la adherencia adecuada.

No es la zapatilla más flexible precisamente, es algo rígida pero la parte buena es que en los pies no se nota apenas la rigidez. Y es que el reparto de flexión es progresivo, lo que ayuda mucho a que no tengamos problemas.

Upper

El upper de la Infinite es posiblemente el upper de una Under Armour más parecido al resto de marcas que he visto, algo que no tiene por qué ser malo (siempre está bien tener diferentes opciones dentro de una línea de zapatillas para todos los públicos).

No tenemos un knit como el de la Phantom o la Sonic, ni unos refuerzos diseñados y construidos en una fábrica de sujetadores como con la Speedform, ni un diseño tipo culotte de ciclismo como el collar de la Phantom sino que Under Armour ha tirado de soluciones modernas pero que todos conocemos y que nos hace, por ejemplo, más fácil la compra online de la zapatilla.

Cuenta con un engineered mesh de doble capa donde la capa interna es tupida y la externa muy abierta. De hecho, las formas de la capa externa le dan mucha personalidad a la zapatilla y Under Armour (que de imagen sabe un rato) ha sabido utilizarlo: ha jugado con una capa interna de color gradiente combinada con una malla externa tipo panal de abejas que imita al Energy Web y que rodea el HOVR Foam, cuyo color también es gradiente (va de naranja a amarillo).

Under Armour HOVR Infinite

El engineered mesh se hace más denso en las zonas más complejas y que van a soportar más esfuerzos, como la que rodea al sistema de cordones.

Under Armour HOVR Infinite

El sistema de cordones y el refuerzo de puntera van termosellados y otro de los puntos fuertes del upper es su gran nivel de ventilación, permite un flujo de entrada muy limpio en la zona de los dedos.

Under Armour HOVR Infinite

Una de las mejores cosas que tiene la Under Armour HOVR Infinite es su reflectividad. Es algo casi olvidado hoy en día y que la Infinite tiene en su totalidad, 360º: tiene elementos reflectantes en la puntera, en la parte baja de la lengüeta, en la trabilla central de los cordones, en la parte superior de la lengüeta, en el talón e incluso en la suela.

No sé si les sobraba un palé de material reflectante o es que Under Armour quería dejar claro su dedicación al detalle, pero es de agradecer una zapatilla con este despliegue de dichos elementos, especialmente en invierno donde mucha gente solo puede correr antes de amanecer o por la tarde, cuando casi no hay luz.

Under Armour HOVR Infinite

El talón y el collar son muy cómodos, me ha gustado bastante la protección del Aquiles a pesar de tener un contrafuerte muy recto, pero no he tenido problema alguno, más bien lo contrario: la geometría del collar es muy agradable, al menos para los hombres (la versión femenina es diferente).

Under Armour HOVR Infinite

Dos cositas que no me han gustado tanto: el recubrimiento interno podría ser más lujoso, aunque no me voy a quejar mucho porque es cómodo y me ha funcionado, pero la lengüeta sí es algo que me ha hecho torcer el morro al ponérmela. Under Armour es, probablemente, la pionera en cuanto a lengüetas modernas y de última generación: empezó uniéndolas al chasis, luego creó lengüetas finas y transpirables y siempre ha destacado en general en este aspecto.

Sin embargo, de repente planta una lengüeta gruesa que parece un cojín de la casa de mi abuela. Su grosor es excesivo, tanto que impide el uso del agujero auxiliar de los cordones ya que abulta tanto que obliga a recorrer a unos cordones no muy largos un espacio extra y todo complica mucho la cosa.

Under Armour HOVR Infinite

No entiendo el razonamiento que hay detrás de ello (he escuchado que en la versión femenina es diferente, esperemos que sea para bien).

Horma

El tallaje de la Infinite es algo complejo y, aunque utilizo la misma talla de siempre, un 10 USA, el espacio que me sobra en la puntera es menor que lo que me suelo encontrar.

Personalmente dejo mucho espacio libre siempre, el del ancho del pulgar de la mano, por lo que si una zapatilla talla algo más corta, como es el caso, pues no tengo problema. Un corredor que suela calzar las zapatillas con menos espacio libre en la puntera (la mayoría), quizá media talla más sea el camino a seguir.

En cuanto a amplitud, la horma está bien lograda, con anchura estándar sin resultar agobiante pero tampoco es una zapatilla que recomendaría a alguien con el pie claramente ancho. Es un término medio.

Para lograr el ajuste, Under Armour recurre a un antepié relativamente bajo sin llegar a ser molesto o que roce constantemente los dedos. Es algo más bajo que en sus rivales (Cumulus, 880 v8…), un ajuste un poquito más racing.

En mediopié, antepié y mediopié sigue la misma estructura de construcción por lo que todo el ajuste es muy homogéneo, algo que multiplica la sensación de confort. No es una zapatilla donde el pie vaya a ir tremendamente controlado, pero está claramente por encima de la media en cuanto a ajuste y soporte.

En el talón va a ser difícil encontrar algún problema, pero es una zona donde sí es más probable que se dé algún caso de mal ajuste o rozadura, aunque más que a la zapatilla se va a deber a la mala elección o a una compra online, me explico: el talón es algo alto en la parte trasera y delantera y, aunque los huesos del tobillo no van a tener problema (es una zapatilla con un talón específico para hombres y mujeres, así que se reduce aún más un posible problema), tanto la parte trasera como la delantera podrían ser algo altas para un pequeñísimo porcentaje del pelotón de corredores, sería una cantidad ínfima pero merece la pena hacerlo notar para que en la tienda lo tengáis en cuenta.

Si las adquirís por internet y nunca habéis tenido problemas con el talón de una zapatilla, tampoco le deis vueltas y, si habéis tenido, podéis preguntar más abajo e intentaré ayudaros pero, como digo, es altamente improbable que se dé algún problema en el talón, generalmente podría venir asociado a uso de plantillas de diferente altura que la de serie o a formas concretas del pie.

La plantilla de la Infinite es una de las partes más curiosas de la zapatilla ya que, dependiendo del género, cambia: en el caso del hombre, es una plantilla de poliuretano de célula abierta de una densidad y 6 mm de grosor y, en el caso de la mujer, la plantilla es de doble densidad y 2 mm más alta en talón para adaptarse mejor a las formas y características propias de la mayoría de las mujeres.

Los usuarios de plantillas están de enhorabuena porque es una de las Under Armour aptas para ellos. Su plantilla es removible y la horma y la zapatilla van a acoger muy bien una plantilla personalizada.

Amortiguación

La amortiguación de la Under Armour HOVR Infinite es de tacto medio. Como he dicho anteriormente, el Charged exterior es de 55º y el HOVR Foam (aunque es blando) se nota algo más firme debido al efecto del Energy Web, lo que nos deja una zapatilla con unas sensaciones en la horquilla de 50º-53º de dureza. No es dura, pero tampoco se puede definir como blanda.

Under Armour HOVR Infinite

Tampoco es de alto recorrido porque no lo necesita. Es capaz de amortiguar utilizando poco recorrido y eso es lo que la hace tan eficiente: el pie está menos tiempo en el suelo que con otros modelos a igualdad de técnica porque se hunde menos y se impulsa antes debido al su rebote.

La transición es sorprendentemente buena para una zapatilla enfocada a (sobre todo) aterrizajes de talón con 8 mm de drop y un reparto de pesos ligeramente inclinado hacia el talón. Aun así, la transición es limpia y fluida y el tacto general de amortiguación es bastante homogéneo gracias a la presencia de las HOVR Windows y al contacto continuado con el suelo.

Under Armour HOVR Infinite

Los talonadores más violentos van a mover la amortiguación bastante mejor que los corredores ligeros o con mejor técnica. La amortiguación de la Under Armour HOVR Infinite es de esas de las que hay que “romper” como dicen los americanos, me refiero a que hay que usarla unos cuantos días para que gane cierta elasticidad (con 100 kilómetros de uso se percibe más blanda que al principio).

Conclusión

La Under Armour HOVR Infinite es una de las opciones más fiables que existen. Es cierto que en su segmento tiene, probablemente, las tres zapatillas más fiables del mercado (880, Ghost y Cumulus), pero no la pondría por detrás de ninguna de ellas ya que, si te gusta su tacto, vas a poder hacer muchos kilómetros sin ningún problema.

Tiene una durabilidad buena, una estabilidad enorme, un ajuste y horma muy logrados, reflectividad de 360º, mucho rebote y transpira muy bien.

A todas estas cosas hay que añadir un elemento clave, su conectividad, que es algo que no tiene ninguna de sus rivales y que puede ser, sin duda, un elemento que ceda la balanza a su favor en muchos casos, sobre todo el de corredores que no quieran zapatillas demasiado blandas y que prefieran eficiencia en el aprovechamiento de energía, la Infinite es capaz de ir unos 10segundos por kilómetro más rápida que sus rivales sin ir tan exigida.

No es una zapatilla con defectos, personalmente sí hay dos cosas que me gustaría hubiesen sido algo diferentes: la amortiguación un poquito más blanda (gusto personal) y la lengüeta algo más fina.

Under Armour HOVR Infinite

Por lo demás, la Under Armour HOVR Infinite es una trotamillas de calidad, buena opción como primera zapatilla o para usar sin rotación y, como digo, una zapatilla que funciona muy bien para cualquier uso normal de una zapatilla de entrenamiento.

Usuario tipo de la Under Armour HOVR Infinite:

  • Corredores neutros, supinadores o plantilleros de hasta 90 kg que busquen una zapatilla de entrenamiento para tierra o asfalto a ritmos no más rápidos de 4.15 min/km.

Under Armour HOVR Infinite

Under Armour HOVR Infinite
8.6

Chasis y estabilidad

10/10

    Amortiguación

    8/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Estabilidad asombrosa
            • Reflectividad y ventilación muy logradas
            • Conectividad
            • Innovación de materiales

            A mejorar

            • Lengüeta algo gruesa
            • No es de tacto blando (aunque no es dura)

            3 Comentarios

            1. Mucha diferencia de tacto entre esta infinite y la Sonic? Cuál te parece más ágil?

              Tenéis previsto analizar la Velociti 2? La media suela parece algo voluminosa para ser una teórica competidora de la Boston o la Shadow. Igual sería más adecuado compararla con la Bandit?

              Gracias y un saludo!

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@foroatletismo.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.